sábado, 3 de septiembre de 2011

LA MÁGICA BENDICIÓN



La mágica bendición, así es como se denomina el día de las fiestas de  ese maravilloso municipio. Oficialmente se celebran en la comarca desde mediados del siglo pasado, concretamente, desde que se inauguró el parque. 
El extraño encanto se hace real exclusivamente, en esa única noche, recorriendo palmo a palmo todos los rincones del lugar.

En esa gran noche, la magia envuelve a todo el entorno y a sus habitantes en un encanto especial. Niños y mayores destierran lo convencional y se trasforman en pequeñas hadas, duendes, dríadas, en brujas y hechicero, creando así, un mundo de ensueño colectivo.


El  parque es el espacio del encuentro oficial, se adorna con exquisita y delicada belleza. Todo da comienzo sobre las doce de la noche. Las luces de las farolas se apagan y las luciérnagas tintinean, revoloteando por todo el parque. Los pequeños farolillos de cientos de colores comienzan a lucir y el recinto se ilumina radiando una fascinante luz. En ese maravilloso momento todo comienza a envolverse en pura magia.

Los Duendes acampan a sus anchas por todo el parque. Las Hadas con su alma de cristal,  revolotean esparciendo estelas de estrellas, jugueteando y riendo a carcajadas. Las Ninfas, esos espíritus divinos, son realmente fascinantes, sus delicados rasgos embelesan. Ellas se dedican a esparcir destellos de amor para curar a los enfermos del mal de amores. Las ninfas de los bosque, llamadas Dríadas, salen de sus árboles y aletean con sus alas de colores para proteger al pueblo de malos augurios. Los hechiceros, con sus bolas mágicas, ven el futuro que se avecina, pregonándolos a los cuatro vientos. En grandes calderos elaboran brebajes que alivian las dolencias del alma y dan a beber de sus pócimas mágicas. Las hechiceras, favorecen al los espíritus libres. Las brujas empiezan a hacer de las suyas pero las hadas contrarrestan los maleficios con sus varitas mágicas.

Durante esa gran, asombrosa y maravillosa noche ocurren cosas verdaderamente sorprendentes, tan extraordinarias que durante el resto del año jamás de los jamases ocurrían. Todo es, tan especial !tan autentico! Pero a la mañana siguiente, todo vuelve a la normalidad. De la gran noche solo quedan las guirnaldas y los adornos de colores que engalanaron el parque. 
Los habitantes del lugar no comentan nada de lo ocurrido, como si no hubiese sucedido, pero parecen sumidos en un bienestar inexplicable. 
Para ellos, lo que ocurre en la noche mas especial del año, no es fantasía, es tan real como la vida misma. 
Son conscientes de que el mundo real es mucho más pequeño que la imaginación, y saben que el poder de la mente jamás cabrá en el universo, así que en la gran noche de La Mágica Bendición, dan riendas sueltas a la imaginación, y la magia, sencillamente, está ahí.  

Margary Gamboa.
.



2 comentarios:

  1. me ha gustado mucho la delicadeza de tus palabras. A mi tambien me gusta escribir, aqui te dejo algo para compartir
    http://mariaiholandarondon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu forma de escribir, no dejes de deleitarnos con tus cuentos…sería una lástima no poder leerte en breve.
    Un saludo.

    PD. yo no te dejaré mi link...si quisieras visitarme lo harías igualmente.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, sin él este blog no luce igual.

LIBRO DE VISITAS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

REGISTROS DE MIS OBRAS

Todos los textos publicados en este blogs son de mi autoria y están registrados en
SafeCreative. 
Puedes utilizarlos, siempre y cuando no modifiques el texto y cites autor y procedencia.